Amenazas de cuchillo

amenazas-de-cuchillo

En Krav Maga distinguimos entre “Amenazas o ataques de cuchillo”. En una amenaza de cuchillo, el agresor no tiene como intención primaria provocarnos un daño excesivo o mortal como puede ocurrir durante un ataque de arma blanca, sino que quizás su primera acción puede estar enfocada hacia obtener de nosotros dinero, información, desplazarnos hacia un lugar (por ejemplo si nos secuestran), utilizarnos de escudo para no ser capturado…etc. El agresor siempre utilizará la amenaza y la intimidación.

Las amenazas de cuchillo presentan tres distancias, a larga, corta o media distancia. También el agresor puede agarrarnos para someternos con mayor agresividad (por ejemplo, con el cuchillo al cuello, nos sujeta fuertemente la cabeza con la otra mano para conseguir atemorizar aun mas).

Los seres humanos, en su mayoría, no están preparados para poder realizar mentalmente dos cosas de manera simultánea, por ello, debemos de tratar de distraer la mente del agresor realizando por ejemplo, preguntas de distracción como “porque a mi”….”soy un pobre trabajador ¿no te da pena que pierda el poco dinero que tengo?”….etc. Si conseguimos que el agresor comience a distraerse respondiendo a nuestras preguntas, justo en el momento de respuesta es cuando debemos lanzar una respuesta lo más rápida y contundente que podamos realizar. Debemos actuar rápido, ya que una amenaza es más fácil de solucionar que un ataque ya que en ese caso, el cuchillo no permanece inmóvil sino con movimientos muy peligrosos y que nos sería más difícil dar una respuesta sin llegar a ser heridos leve o gravemente.

Como en el resto de amenazas de cuchillo, en el caso de la amenaza al sesgo del cuello u oreja, debemos adoptar siempre una posición de rendición, con las manos levantadas y cercanas al cuchillo, con la mirada baja (sin mirar nunca a los ojos al agresor para que no pueda percibir ningún ligero movimiento de la musculatura facial ó bien no aprecie en nuestra mirada desprecio o desafío por nuestra parte). Nunca intentaremos sujetar la mano que porta el arma ya que en una situación donde confluye el nerviosismo, el stress o la subida al máximo de adrenalina podría volver torpes hasta un simple gesto de sujeción. Hemos de respetar siempre el concepto de “Ir en el sentido de la hoja”, es decir, conseguir percibir donde se encuentra el filo del cuchillo.

Debemos “aplastar” contra nosotros la mano que sujeta el cuchillo y girar hacia la hoja. A su vez llevaremos nuestro otro brazo hacia su cuello. De esta manera conseguiremos un efecto contundente, donde el agresor le será imposible reaccionar de manera refleja llevando la mano hacia atrás, ya que quedará atrapada entre nuestra mano y nuestro brazo al cuello. Rapidamente ejecutaremos un ataque violento, aprovechando que tenemos el brazo sujetando el cuello, lanzaremos un contundente ataque con la cabeza a la parte frontal de su rostro, golpeamos seguidamente rodillazos, y patadas a la altura de bajo vientre o genital tantas veces como nuestra agresividad nos lo permita. Una vez que notamos que el agresor esta conmocionado por los ataques tan violentos y agresivos que hemos lanzado, llegaremos al desarme mediante un cavalier (en la mayoría de ocasiones, y dado la posición que adopta nuestra mano cercana al cuchillo, utilizaremos el cavalier nº3).

Una vez que el agresor está en el suelo, tras realizar la técnica de reducción, lanzaremos patadas en snap al cuerpo, cabeza…etc, con el fin de asegurarnos una retirada segura y que el agresor no pueda volver a emprender otro ataque ya sea cuerpo a cuerpo o utilizando otra arma que pueda llevar.

Todas las técnicas Krav Maga que estudian las amenazas de cuchillo, están basadas siempre pensando en las reacciones naturales y predecibles de un agresor que utiliza la amenaza con cuchillo en sus actos delictivos. Como anotación técnica, deciros que casi todas las respuestas que realizamos en Krav Maga ante amenaza de cuchillo, están basadas en los principios que rigen en Krav Maga para neutralizar una amenaza de pistola.

Recordar….en Krav Maga utilizamos un técnica para solucionar muchos problemas…
…nunca miles de técnicas para darle respuesta a un solo problema. KIDÁ

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies